Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

Día contra la violencia hacia las mujeres

Mujeres, ayer y hoy

Dulce María Sauri Riancho

"... En las casas llamadas comunales se congregaba a las mujeres indígenas durante todo el día para que tejieran en común las mantas necesarias para cubrir las obligaciones impuestas sobre el pueblo...", "... oigo las voces que lastiman el corazón, dando gritos los alguaciles por todo el pueblo diciendo a las pobres indias que no se duerman sino que trabajen para cumplir con los repartimientos... las llevan a las casas reales y allí las hacen trabajar... Y muchas veces he visto que algunas que tienen hijos de pecho, sus hijas o sus hijos mayores los traen para que se los den y puestas -sin dejar el trabajo- les dan de mamar, cosa que quiebra el corazón...".

"Culiacán, Sin.- Hoy en la mañana fueron rescatados los seis cuerpos de las empleadas que se encontraban dentro de Coppel Hidalgo, las cuales fallecieron durante un incendio que se registró el día de ayer en el interior de la tienda departamental ubica…

¡Adiós al Bicentenario!... Y el centenario, ¿dónde quedó?

Dulce María Sauri Riancho

Para muchos yucatecos el centenario del inicio de la Revolución Mexicana pasará como uno más de los "puentes" vacacionales del año. Una disposición tomada hace unos años por el gobierno y los legisladores remite el día de descanso obligatorio siempre al lunes de la semana en que se conmemora alguna fecha. Al 20 de noviembre de los 100 años le tocará este sábado, así que su feriado ya pasó.

El bicentenario de la Independencia transcurrió con más penas que glorias. En los recuerdos personales quizá brillarán las fiestas de la Independencia que transmitió la televisión que al menos por un breve instante logró la comunión de los mexicanos y el despertar del orgullo por una patria que es de todos.

El aniversario de la Revolución no ha gozado siquiera de la atención que recibió el de la Independencia. ¡Difícil tarea para el gobierno federal! El descuido es explicable: el partido en el gobierno fue fundado para oponerse al Estado de la Revolució…

Vieja virtud: "Veo, oigo y ¿callo?

La libertad de expresión

Dulce María Sauri Riancho

En la educación de las jóvenes y las niñas del siglo pasado la discreción era una virtud que se enseñaba con la conocida frase: "ver, oír y callar".

El simbolismo era muy claro: a pesar de conocer o de enterarse de determinado acontecimiento que afectase de alguna manera su vida y su pensamiento, el silencio era la única forma de cumplir con el papel de obediencia y subordinación que la sociedad asignaba a las mujeres.

Algo semejante sucede con la libertad de expresión. La principal diferencia estriba en que ahora se trata de los dos sexos, mujeres y hombres; que quien aconseja o impone callar no es la abuelita, no son las costumbres y las tradiciones, sino la fuerza del poder que se concentra en el Estado, en el gobierno o en algunos grupos con suficiente capacidad para pasar por encima de las leyes y obligar a personas, a medios de comunicación, a cerrar la boca.

Imaginemos a la Libertad como un músculo que requie…

Memorias para el futuro. El arca del centenario

Dulce María Sauri Riancho

"Arca del Centenario", así se llama a una caja que guardará las memorias de los yucatecos de hoy destinadas a quienes vivan en esta tierra dentro de 100 años, en 2110. El gobierno del estado convoca a los ciudadanos a realizar propuestas destinadas a integrar este acervo de "... objetos, documentos e imágenes representativos de la época actual y de la sociedad yucateca contemporánea...". Esta actividad formará parte de la conmemoración del inicio del movimiento revolucionario de 1910.

¡Menuda tarea! Se trata de hacer una selección de "... costumbres, ideas, acciones y actitudes de esta década inicial del milenio...", que quepan en una caja de 80 x 60 x 60 centímetros (casi el doble de tamaño de las de archivo muerto) y que, además, sean significativas para quienes habrán de revisarlas dentro de una centuria. Me imagino que el material con que se fabricará el depósito destinado a durar 100 años será de la mejor calidad,…

Salud 24 horas, siete días de la semana

Veinticuatro siete

Dulce María Sauri Riancho

24/7: estos números significan trabajar 24 horas del día los siete días de la semana. La policía y el aparato de seguridad pública lo hacen para darle al ciudadano sensación de seguridad. Es importante sentirse a salvo de un asalto o de actos que amenacen la vida o la integridad de la familia.

6/4 son los números de la atención a la salud: seis horas al día y cuatro días a la semana, aunque deberían ser cinco; los fines de semana no cuentan. La salud es otra dimensión de la seguridad: saber que cuando nos enfermamos podemos acudir a alguna institución que nos ayudará a sanar.

Es cierto que el gobierno no puede garantizar que todos los ciudadanos cumplan la ley y no cometan delitos, como no puede evitar que enfermen. Pero así como es obligación de las autoridades perseguir a los delincuentes, también es su responsabilidad el buen funcionamiento del sistema de salud del estado para que cualquier persona pueda tener atención de cali…