Vila y el Presidente. Invertir o gastar


El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, está realizando una gira de agradecimiento por las 32 entidades federativas. Con un formato previamente establecido y muy similar, se reúne en forma privada con el gobernador del Estado, tiene un encuentro con las y los legisladores locales y federales, acompañados de los integrantes del gabinete estatal y finalmente, realiza un mitin en algún sitio significativo para sostener un encuentro directo con sus simpatizantes y ciudadanía en general.

A Yucatán le correspondió el viernes 12 de octubre, cuando llegó a Mérida procedente de Cancún. Unos días antes había dado inicio el gobierno de Mauricio Vila, por lo que al interés que siempre suscita una visita presidencial se añadió la expectativa del debut como anfitrión de la nueva administración. Hubo un hecho relevante en la preparación de la visita de López Obrador a Yucatán. Se pudo elaborar un documento de consenso sobre las prioridades para el desarrollo yucateco, que trascendiera las diferencias partidistas y que permitiera plantear ante el presidente electo aquellas obras y acciones de gran alcance que requieren apoyo federal. En una especie de milagro político, fue suscrito por las y los legisladores del PRI y del PAN, y el gobernador Vila. Fue él quien hizo alusión a esta importante carta durante su intervención en el Salón de la Historia, donde estuvimos presentes diputad@s, senador@s y miembros del gabinete estatal.
El diálogo entre los dos personajes que hicieron uso de la palabra muestra dos visiones y dos maneras de entender y asumir el combate a la pobreza y a la desigualdad, y por lo tanto, de lograr el desarrollo pleno de Yucatán.

Gobernador Vila: Modernización del Puerto de Altura de Progreso, con la propuesta de aumentar el calado y ampliar el canal de navegación. Andrés Manuel López Obrador: “Jóvenes construyendo Futuro”, que en Yucatán significará la participación de 35,000 personas entre 18 y 29 años con una beca de capacitación de $3,600.00 mensuales, durante un año.

Gobernador Vila: Culminar el establecimiento de la Zona Económica Especial de Progreso, que albergará a empresas especializadas en tecnologías de la información y comunicación (TIC). Hará sinergia con el Parque Científico y la Universidad Politécnica de Yucatán y las nuevas instalaciones de la UNAM. Presidente López Obrador: Los adultos mayores (a partir de los 68 años en las ciudades y de 65 años en el campo) duplicarán sus apoyos mensuales hasta alcanzar $1,274.00. Serán beneficiadas alrededor de 162,000 personas en Yucatán.

Gobernador Vila: Conectividad ferroviaria y Tren Maya. Construir el libramiento ferroviario de Mérida, el ramal de Hunucmá a Progreso y mejorar la infraestructura carretera. Presidente López Obrador: Continuará Prospera (antes Progresa y Oportunidades) para 130,000 familias yucatecas, aunque pasará a depender de la Secretaría de Educación Pública.

Gobernador Vila: Abasto y sustentabilidad energética. Gas natural para las termoeléctricas, para que se abarate la generación de electricidad que permita la expansión de las industrias y los negocios en condiciones reales de competencia con otras regiones del país. Presidente López Obrador: Se darán 6,460 becas de $2,400.00 a estudiantes de educación superior en el Estado y un apoyo de 800 pesos mensuales a casi 80 mil estudiantes de preparatoria. Además, se crearán dos nuevas universidades públicas, que se sumarán a los 10 centros de educación superior estatales y a la Universidad Autónoma de Yucatán.

En el campo

Gobernador Vila: Fortalecimiento del sector Agroindustrial y de la zona rural yucateca, a través de proyectos como la Central Logística del Oriente y las centrales de maquinaria en el oriente y sur del Estado. Presidente López Obrador: El programa “Sembrando Vida” beneficiará a 4,500 campesinos con $5,000.00 pesos mensuales para trabajar en la siembra de árboles maderables y frutales en distintas partes del Estado.

En tanto el gobernador enfatizó proyectos de inversión productiva, el presidente electo ofreció apoyos monetarios a diversos grupos. Numerosas veces he sostenido que la asistencia social es indispensable en un país de desigualdades lacerantes, para impedir el sufrimiento humano en tanto dan resultado las transformaciones de fondo. Pero cuando el reparto de ayudas y apoyos se vuelve la parte central de las políticas públicas, estamos en problemas. ¿Dónde y cómo se generarán los ingresos necesarios para sostener el gasto público destinado a la asistencia social?

La lección de Progresa-Oportunidades-Prospera tendría que ser suficiente para desalentar la idea de volver a aplicar medidas que no corrigen las desigualdades de fondo. Cuando nació, este programa buscaba romper el círculo perverso de transmisión intergeneracional de la pobreza, mediante una fuerte inversión en el desarrollo de capital humano. Mejor educación, salud y alimentación darían oportunidades a los hijos de familias con grandes carencias. Pero una parte fundamental no funcionó, porque la economía que habría de brindar los empleos bien remunerados y de calidad, nunca creció a la velocidad requerida. Mejor educados que sus padres, con la esperanza de vivir más años que ellos, ante la falta de opciones productivas se quedaron haciendo lo mismo que sus progenitores, a pesar de sus títulos académicos, porque no hubo dinamismo económico que abriese opciones productivas en número suficiente. Por eso, creo que el gobernador Vila tuvo razón en plantear aquellas cuestiones que apoyan la creación de más fuentes de trabajo en la ciudad y en el campo de Yucatán.

Muestra

El Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 mostrará con claridad las prioridades del nuevo gobierno. Gastar es muy popular y a corto plazo dinamiza el mercado interno. Invertir y ahorrar demanda disciplina y visión. El gobierno estatal y el federal se necesitan mutuamente para hacer mejor su trabajo. Espero que a partir del 1 de diciembre el presidente de la república apoye las iniciativas de inversión que demanda Yucatán.

17 de octubre. Este miércoles se cumplen 65 años del establecimiento del derecho al voto de las mujeres. Lo celebraremos casi en paridad en las Cámaras de Diputados y de Senadores y en la mayoría de los congresos locales. Además, con un porcentaje récord de presidentas municipales. En este renglón, hemos mejorado pero… falta mucho por recorrer.

Entradas populares de este blog

Juicio político y ciudadano

2010: entre augurios y premoniciones

Yucatán: fortalezas, debilidades, amenazas, oportunidades