lunes, 16 de abril de 2012

Informarse para decidir: Más preguntas para los candidatos (2)

Dulce María Sauri Riancho

Iniciar la campaña política frente al mar, en Progreso; haber gobernado un municipio de la costa oriental del Estado, San Felipe; ser un especialista en movimientos campesinos indicarían que los candidatos a gobernador del PRI, del PAN y del PRD tienen inquietudes y propuestas sobre el desarrollo de Yucatán, que no se agotan ni limitan a la gran concentración urbana de la ciudad de Mérida. He aquí las preguntas:

Desarrollo Sustentable. No es otra cosa que poder aprovechar los recursos disponibles, disfrutarlos de tal manera que también nuestros hijos y nietos lo puedan hacer en el futuro. El agua, ese "oro azul" en las entrañas de la tierra, ¿qué importancia le da y qué compromiso le merece su conservación y aprovechamiento, de acuerdo con las condiciones del subsuelo de Yucatán? ¿Tiene alguna propuesta concreta en materia de rescate y preservación de los humedales costeros? ¿Y en el renglón de la agro-forestería y la reforestación, en especial en el Oriente y Sur? ¿Cuál es su concepción sobre la promoción y el desarrollo del turismo, seguir en el vano empeño de competir con el norte de Quintana Roo, o tomar un rumbo propio, singular, basado en la cultura y los atractivos propios, incluyendo los cenotes y los humedales?

Es cierto que cuatro yucatecos de cada cinco habitan en las zonas urbanas; que cada vez menos personas se dedican a las actividades agropecuarias. Pero ni todos viven en Mérida ni cien mil personas, que es la cifra de quienes se dedican al campo, son cuestiones que los candidatos pueden olvidar.

Desarrollo Regional. ¿Cómo se propone impulsar la reactivación económica, el mejoramiento ambiental y la calidad de vida de los pobladores de los 13 municipios costeros del Estado? ¿Y para la región y los municipios del Oriente yucateco, dedicados principalmente a las actividades agropecuarias como la milpa y la ganadería? La región Centro-Sur de nuestro territorio, que comprende desde los municipios de Chichimilá y Chikindzonot, al Oriente, Sotuta a Mayapán, en el Centro estatal y Peto, al Sur, constituye la zona más pobre desde el punto de vista económico y la que tiene mayores rezagos sociales. ¿Tiene considerado un programa especial, incluso de emergencia, para la reactivación económica y social de dicha región? ¿Qué puede ofrecer a sus pobladores, en particular a los jóvenes, que vaya más allá de las acciones asistenciales y de entrega de despensas?

Desarrollo agropecuario. Es visible el abandono gubernamental a los milperos que aún cultivan maíz para su subsistencia. Lo mismo sucede con la ganadería, la horticultura y, en general, con todas las actividades del campo donde sólo sobreviven las grandes empresas agropecuarias que demuestran que en Yucatán sí se puede prosperar si hay inversión, tecnología y organización. ¿Qué prioridad le asigna al sector agropecuario en el desarrollo del Estado? ¿Lo ve como una oportunidad a rescatar del abandono o como una rémora al que hay que hay que ayudar a "bien morir"?

Pesca y recursos del mar. Se trata, desde luego, de las miles de familias que dependen de la captura de especies cada vez más escasas. Pero también de las empresas con embarcaciones que realizan viajes de varios días para la pesca de escama. Son aquellos que se sumergen para capturar langosta o el ahora apreciado "pepino de mar". ¿Cuál es su propuesta para un desarrollo sostenible de la actividad pesquera en el Estado? ¿Tiene opinión sobre el calendario de veda en la captura de especies en riesgo? ¿Y la seguridad en el mar?

Visión del Desarrollo y Competitividad. Las noticias de la semana no han sido positivas para Yucatán: retrocedió varios lugares en el índice nacional de competitividad (Aregional) hasta quedar relegado al lugar 23 de las 32 entidades del país. Mucho tiene que ver con la visión de sus gobernantes: si por miopía o por corrupción hacen sólo lo indispensable para ganar elecciones o si emprenden conjuntamente con la sociedad las obras que garanticen el impulso para un verdadero cambio. Para competir, Yucatán y los negocios yucatecos necesitan las mismas oportunidades que otras partes del país. Pero ¿cómo hacerlo si la electricidad les cuesta a los empresarios 20% más que en el centro de México? ¿Y el transporte? Casi todo llega y sale del Estado por carretera, pues las vías del ferrocarril a la ciudad de México están dañadas en largos tramos; esa situación hace más costoso y tardado cualquier intercambio de mercancías o materias primas para la industria yucateca. ¿Tiene alguna propuesta alterna al Tren Bala, realizable en los próximos seis años? ¿Cómo piensa hacer que opere mejor el puerto de altura de Progreso? ¿Y de los aeropuertos de Mérida y Kaua? ¿Cómo sacarles provecho para aumentar la competitividad del Estado? ¿Y la red carretera del interior del Estado? En general, ¿tiene una visión sobre el lugar de Yucatán en un mundo globalizado? ¿Cuál sería su nueva vocación, cuáles sus oportunidades, ésas por las que estaría usted dispuesto luchar desde el gobierno del Estado?

Gracias por las sugerencias de temas y preguntas. Algunas ya están incluidas en esta entrega, otras quedan pendientes para la tercera y última aportación al derecho que tenemos los ciudadanos de informarnos, más aún cuando nos agrede la banalidad de los spots de las campañas políticas.- Mérida, Yucatán.