Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

Mérida se renta, se vende.

Paseo de Montejo yCentroHistórico Dulce María Sauri Riancho
Después de varias sesiones de llevarles, amigos lectores, por los rumbos de la política nacional, regresemos acasa.
Uno, dos, tres, cuatro… al llegar a 12 la tristeza me ganó. Son decenas los locales que lucen letreros de “Se Renta”, “En Venta”, en ambas aceras del Paseo de Montejo. Y la cuenta puede continuar en todas y cada una de las arterias del Centro Histórico. Lo que antaño fuera zona residencial privilegiada, hace años dejó de serlo para dar paso a un bullicioso y variado mundo comercial y de negocios. Ahora también los comercios y las oficinas se han mudado o han optado por cerrar. Hay calles de nuestra ciudad que transmiten un mensaje de desesperanza por el deterioro en que se encuentran sus construcciones. Hay rumbos del Centro Histórico que, apenas oscurece, se vuelven lúgubres, al grado de despertar temor para transitar, sobre todo para las mujeres. Lo cierto es que la Mérida tradicional empieza a lucir abandonada y…

El arranque de Peña Nieto

Trece decisiones, 95 compromisos Dulce María Sauri Riancho
No hay plazo que no se cumpla. El sábado 1 de diciembre dio inicio la presidencia de Enrique Peña Nieto. Aún con el escepticismo cultivado a lo largo de varios cambios sexenales, en que las palabras emocionaron y después vino la decepción, he decidido recetarme unas cucharadas de jarabe de optimismo para abordar el análisis de los primeros pasos del nuevo gobierno.
En el discurso inaugural, el Presidente estableció los “cinco ejes” de su administración. Un México en paz es el primero, con las familias y las personas en el centro de las políticas de seguridad. México incluyente, combatiendo la pobreza y cerrando la enorme brecha de desigualdad; un país con educación de calidad para todos y crecimiento económico suficiente para lograr la prosperidad, son los otros tres ejes, al que se suma el quinto: México, como actor internacional con responsabilidad global.
Hasta aquí no hay nada distinto de otros mensajes inaugurales, pero Peña …