Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

Los "baños ecológicos" de Hunucmá

¡Huele a podrido!

Dulce María Sauri Riancho

Desde hace varios días se ha publicado información relativa a una obra pública no realizada, a pesar de haberse cobrado el anticipo. Se trata de 100 "baños ecológicos" que se debieron construir en Hunucmá y entregar antes de julio del año pasado.

La relevancia del caso no sólo está basada en el monto autorizado o en el anticipo entregado, sino en dos líneas de conducta: la vulnerabilidad de los procesos de supervisión y control del dinero que se entrega para obras y servicios públicos; y la concepción de la administración pública como un espacio patrimonial para saldar deudas políticas y asegurar ingresos atractivos a la parentela.

Una simple división nos permite conocer que cada baño iba a costar ¡¡$30 mil!! El presupuesto fue asignado a una dependencia federal -(Fonhapo)- que acordó con las autoridades locales su edificación en los últimos meses de la administración municipal que concluyó el 30 de junio pasado.

Como cua…

Reforma de justicia, entre necesidad y demanda

Dulce María Sauri Riancho

La reforma de justicia es la más amplia y de mayor calado emprendida por la actual administración. Comprende tanto al poder Judicial del estado como a las instituciones del Ejecutivo responsabilizadas de su procuración. Los efectos directos más llamativos para la sociedad se comenzaron a percibir recientemente con la liberación de un número considerable de personas sujetas a proceso en las cárceles del estado.

Hay razones para la preocupación ciudadana sobre las consecuencias de este mandato de ley sobre los jueces. ¿Qué pasará? ¿Aumentará la delincuencia por la sensación de impunidad que representa violar la ley y quedar libre? ¿Tendrán capacidad las autoridades para dar seguimiento a los presuntos responsables, mientras se desahoga su proceso?

El gran eje de la reforma es la presunción de inocencia. No es otra cosa que hacer valer la condición de inocente ante cualquier imputación, mientras no se demuestre la culpabilidad en un juicio y se reciba …

¿Un problema para Yucatán?, los universitarios

Dulce María Sauri Riancho

Lo que no hemos hecho (lo que está por hacer... retos que vencer)

Pocas cuestiones generan acuerdos tan amplios en la sociedad como la importancia de la educación. En el pasado era suficiente con saber leer y escribir para abrirse camino en la vida; ahora un título universitario no basta para encontrar empleo.

La competencia por un trabajo digno, con salario adecuado, no se realiza sólo entre los jóvenes yucatecos, sino que abarca territorios cada vez más amplios y lejanos, como India, China o Bulgaria.

El desarrollo de la información y comunicación permite, por ejemplo, que la contabilidad de una empresa yucateca la lleven a cabo profesionales residentes en Argentina. En consecuencia, la calidad de la educación y sobre todo la actitud hacia el aprendizaje continuo se vuelven elementos esenciales para garantizar el crecimiento económico y las oportunidades laborales para los miles de jóvenes que cada año se incorporan al mercado de trabajo.

Numeroso…

Hacedores de milagros: Adiós a la tenencia

Dulce María Sauri Riancho

Nadie había podido convencer a la gobernadora de eliminar el impuesto a la tenencia de vehículos. Desde diciembre de 2007, hace ya más de tres años, el Congreso de la Unión abrogó la ley federal que le daba sustento, la del Impuesto de Tenencia o Uso de Vehículos.

La salvedad que impusieron los legisladores a esta iniciativa presidencial fue que tendría aplicación hasta el 1 de enero de 2012; esto significa que hasta esa fecha, los propietarios de distintos tipos de vehículos tendrían que continuar pagando cada principio de año diversas cantidades por su posesión.

El impuesto sobre tenencia o uso de vehículos es percibido por amplios sectores de la sociedad como un gravamen injusto. Cuando compramos un automóvil nuevo pagamos un impuesto especial, el ISAN, además del IVA. Adicionalmente, si lo adquirimos en enero o en julio tenemos que pagar la parte proporcional del año de tenencia. Es un impuesto sobre impuestos que hay que cubrir durante 10 años…

Lo que viene: incertidumbre y esperanza

Se fue 2010

Dulce María Sauri Riancho

Se fue 2010 con su cauda de primeras piedras que hablan de un futuro incierto. Se cumplió el ritual de la conmemoración y se dejó a un lado la incómoda reflexión sobre el presente. Viene ahora 2011, aparentemente aséptico.

Para Yucatán 2011 significa el cuarto y penúltimo año de gobierno estatal; para los 106 ayuntamientos, el único año completo de gestión. Para ambos es el último periodo de aplicación íntegra del presupuesto aprobado, de enero a diciembre. 2012 traerá las campañas políticas y el relevo de las autoridades estatales y municipales en septiembre y octubre. Por eso es tan importante cobrar conciencia de que no hay un solo día por desperdiciar, que el tiempo de los planes y los sueños está agotado y que es la hora de exigir resultados y rendir cuentas.

Demandamos una moratoria de "primeras piedras". Se trata de concluir las obras que ya las tienen y ponerlas a funcionar en esta administración. 12 meses para realizar…